957 59 16 67 / 629 55 66 73 info@solbisur.com

Solar Térmica

La forma más económica de calentar agua

La energía solar térmica aprovecha la energía del sol para calentar agua de uso doméstico: para la ducha, cocina, lavadora o lavavajillas de forma gratuita.

Podemos distinguir tres usos para el agua caliente de nuestras placas solares térmicas.

Agua Caliente Sanitaria y Calefacción

Ahorra en la contribución y muchas más ventajas. Consúltanos.

Agua Caliente Sanitaria (ACS)

Es sin duda la aplicación más extendida y conocida de las energía solar térmica, suponiendo un ahorro directo e inmediato de hasta 70-80%. Actualmente los sistemas son de gran eficiencia en la producción de ACS, se integran facilmente en la instalación de nuestras casas, oficinas, hoteles, Polideportivos, etc.. Se obtienen un ahorro económico desde el primer momento, y disponen de energía auxiliar para los meses en los que la cobertura solar no es suficiente por si sola.

En cuanto a la generación de agua caliente para usos sanitarios el sistema más extendido el los de circuito cerrado, ya que presentan menos problemas y necesitan menos mantenimiento. Dentro de los sistemas cerrados nos encontramos con:   

1. Sistemas por termosifón:

la circulación en el circuito primario solar se efectúa por convección natural, debido a las diferencias de densidad entre el fluido de trabajo caliente y frío.

2. Sistemas Forzados:

Estos sistemas ya no funcionan por termosifón, sino que la circulación del fluido será forzado por una bomba. Estas instalaciones constan de un sistema captador (básicamente los colectores), un sistema de acumulación con intercambiador de calor (que sería el depósito de agua caliente), una bomba circuladora y un regulador que controla el circuito.

Apoyo de Calefacción

La calefacción de una vivienda presenta uno de los consumos energéticos más grandes de la demanda total de energía de ésta.

Se suele dimensionar el sistema para obtener la fracción solar de A.C.S. necesaria y posteriormente dar apoyo al sistema convencional de calefacción (caldera de gas, gas-oil, eléctrica o biomasa…); apoyo que consiste entre el 20% y el 50% de la demanda energética de la calefacción.

Debemos tener en cuenta que el sistema emisor de calor (Radiadores, suelo radiante, zócalo radiante, fan-coil…) que es más conveniente utilizar, es el de baja temperatura (<=50º C), de esta manera nuestro sistema solar tiene mayor rendimiento. 

Sistemas combinados de ACS y Calefacción:

En estos sistemas, el acumulador se carga de igual modo que en las instalaciones de A.C.S. pequeñas, a través del circuito primario, mediante el uso de un sencillo control diferencial de temperatura.

Climatización de piscinas

La utilización de un sistema solar térmico para el calentamiento de piscinas permite alargar la temporada de baño en el caso que ésta fuera descubierta, posibilitando elevar su temperatura a un nivel de confort tal que permite su uso desde finales de la primavera hasta bien entrado el otoño.

En caso de piscinas climatizadas, ya sean privadas como públicas, el sistemas solar permite reducir considerablemente el consumo de la caldera o bomba de calor existente.

Nuestros sistemas son óptimos tanto para piscinas cubiertas como descubiertas.

Ventajas de la Energía solar
 Térmica

R

Agua caliente GRATIS

R

Olvídate de las bombonas

R

Mantenimiento mínimo

R

Energía limpia

R

Seguridad al no haber Gas

R

Adaptable a cualquier necesidad

¿A qué esperas para empezar a ahorrar?

 

Contacta con nosotros o elabora tu presupuesto ahora